Comprar online se ha convertido en una actividad cada vez más habitual. Es la formula perfecta para adquirir lo que queremos en el momento que queremos. Nos llega a casa y ¡nos vamos a disfrutarlo! Las bicicletas no son una excepción y también se han convertido en un elemento cada vez más comprado de forma online. Tenemos más información de las bicis y productos que nos gustan a un clic, incluso reviews de otros usuarios o videos explicativos con gran detalle. Eso hace que las compras online sean más efectivas, seguras y acertadas. Pero, una vez recibida una bici comprada online nos surge una pregunta. ¿Cómo montar una bicicleta cuando te llega a casa?

Todavía hoy en día algunos ciclistas son reacios a comprar bicicletas online, ya sea por el tallaje que les corresponde o por el montaje que hay que finalizar una vez nos llega la bici a casa. ¡Pero no tienes nada que temer! Y es que cuando compramos online, nuestra bicicleta nos llegará prácticamente lista para rodar. En términos de ajuste, igual que en una tienda física. En Probike disponemos de un equipo de montadores que prepara tu bicicleta para que cuando la tengas en casa solo le hagas unos pequeños ajustes para tenerla a punto.

¿Todavía no te lo crees que sea tan fácil cómo montar tu bici cuando te llega a casa? Cuando montas una bicicleta previamente preajustada lo único que debes hacer para tenerla lista es quitar el embalaje, fijar el manillar en la posición que necesitas, montar la rueda delantera, ajustar el sillín y la tija, y por último colocarle los pedales que te vayan bien. ¡Y ya está! Ya nos podríamos ir a pedalear.

¿Qué hacemos en Probike para que la bicicleta te llegue premontada?

Cuando enviamos bicicletas compradas online, éstas han pasado por la línea de montaje de Probike. Nuestro equipo de montadores realiza un ajuste y un análisis exhaustivo de la bici para finalmente probarla antes de embalarla de nuevo y mandarla. En ese proceso la premontamos para que tú solo debas hacer unos pequeños ajustes. Prácticamente ningún fabricante suministra las bicis montadas para que el ciclista pueda salir a pedalear. El equipo de Probike monta el manillar y potencia, ajusta la tija y el sillín, revisa el buen funcionamiento de cambio y frenos, y por supuesto también hace lo propio con dirección, ejes y pedalier. La revisión de suspensiones y los componentes electrónicos están también en este proceso.

La bicicleta te llegará en una caja y muy bien embalada. Además, te incluimos una guía que explica detalladamente como realizar los pasos necesarios para acabar el montaje, ya sea una bicicleta de carretera, de montaña, eléctrica, trekking o niño. Si te quedase alguna duda, ponte en contacto con nosotros o mira éste vídeo de cómo montamos nuestra bicicleta en casa. ¡Es momento de montarla!

¿Cómo montar tu bicicleta cuando te llega a casa?

Lo primero y más importante es encontrar un sitio cómodo y espacioso donde poder dejar la caja y montar la bici. Dependerá de si es una eléctrica talla XL o si es una bici de niño, pero siempre donde podamos tener el máximo espacio y no nos carguemos el candelabro que nos regaló la abuela. Si tenéis un soporte para aguantar la bici, fantástico. Podréis montarla de forma mucho más cómoda. Si no tenéis, no importa. Se puede montar una bici sin necesidad de tener un potro para aguantarla.

¿Qué herramientas usaremos?

Aunque gran parte del montaje está acabado, quedan algunos pasos. Y para ellos vamos a necesitar una serie de herramientas. Una llave de pedales (fija del 15) y otra (dinamométrica de apriete 5Nm si es de carbono) para ajustar la tornillería. También un juego de allen’s y unas tijeras para abrir la caja.

Sacamos la bici de la caja y quitamos protecciones

Una vez hemos abierto la caja sacamos el contenido principal de la misma: toda la bici viene embalada y precintada desde Probike para evitar que las piezas se separen, y lo más importante, que un transportista poco cuidadoso nos la pueda dañar en el viaje. Somos muy conscientes de que nadie va a cuidar tanto tu bici como hacemos nosotros o harás tú cuando la tengas, así que en el impass que no podemos controlar, pondremos todos los medios para que la bici esté extremadamente protegida dentro de la caja.

Sacamos todas las protecciones que lleva la bici, que han sido fundamentales para que la bici haya llegado en perfecto estado a destino. Y si tenemos potro, acabamos montaje sobre él. En caso de no tenerlo, nos podremos apañar fácilmente. Para poder empezar a pedalear nos quedan hacer unos pocos ajustes que todos podemos, que como os dijimos, podéis hacer siguiendo las indicaciones que os mandamos en la caja de la bici.

Colocamos la rueda delantera

Lo primero es colocar la rueda delantera de la bici de forma centrada. Es muy importante no tocar la maneta del freno delantero porque se nos pueden cerrar los pistones y el disco no nos entrará bien. Si no tocamos la maneta solo nos quedará ajustar el cierre de la rueda. Puede ser de dos tipos: o cierre de palometa, que podremos hacer con la mano; o con cierre de eje pasante. Para ello necesitaremos una llave allen y apretar la rueda.

Fijamos el manillar

Lo siguiente es fijar el manillar. Los cables ya están conectados y solo faltará ajustar el propio manillar con la potencia y que quede asegurado con el cuadro. Los cuatro tornillos se deben ajustar en forma de cruz para que quede bien. En el caso de que usemos material de carbono, es importante ajustarlo con una llave dinamométrica porque si nos pasamos de fuerza podemos partir el carbono.

Ajustamos la tija y el sillín

Colocada la rueda delantera y el manillar, seguimos con el sillín. En función de qué bici hayamos comprado, la tija ya estará colocada y solo tendremos que colocar el sillín a nuestra medida. Hay unos límites en los raíles que no debemos superar. Si la tija no está colocada, la introduciremos en el cuadro y la apretaremos con una llave allen o con la palometa en caso de que la tenga. Siempre iremos con especial cuidado si apretamos sobre cuadros de carbono.

Colocamos pedales

La última fase es colocar los pedales. Aunque a muchos os pueda parecer complicado, fijar unos pedales no tiene dificultad. En función del tipo de pedal escogido tendremos que usar una llave Allen de un tipo o una específica de pedales de tamaño 15. Los colocamos con la mano y podemos ajustarlos de varias formas: manteniendo sujetado el pedal, pedaleamos hacia atrás (en el sentido contrario de las agujas del reloj) y cuando ya no podamos más, usamos la llave para asegurar. En caso de que los pedales puedan apretarse directamente con una llave desde el extremo de la biela, lo que haremos será simplemente apretar. En Probike siempre engrasamos tanto el pedal como la biela para que sea fluido su ajuste. Ten cuidado con la rosca para no dañarla. No fuerces, más vale mañana que fuerza. ¡Recuérdalo!

¡A pedalear!

Una vez ajustado todo, revisamos lo que hemos hecho y en caso de que este todo OK, ¡ya podemos salir a estrenarla! Como véis, son pocos y sencillos los pasos que necesitaréis seguir para poder montar en el salón de vuestra casa una bicicleta comprada online en Probike. Y si aún así tienes dudas, puedes contactarnos a través de los canales habituales de Probike y te ayudaremos a acabar el montaje de la bici sin problemas.